Origen de las cuatro barras del escudo catalán

No se conoce exactamente el origen del escudo de Cataluña. Los condes de Barcelona lo usaron como insignia, desde finales del siglo XI, los palos de gules sobre un campo de oro. Desde el reinado de Jaume I, se concreta en cuatro el número de palos…

senyera-617x300

Durante el siglo XVI, se publica por primera vez una leyenda que atribuye a Guifré I el Velloso (840?-897) el origen del escudo de Cataluña. Guifré I conde de Barcelona cae herido en un combate contra los normandos; combatía junto con los franceses. Al caer, el actual rey francés Carlos II el Calvo (823-877), le ofreció una recompensa y el conde de Barcelona decidió que quería un escudo que le distinguiera. El rey mojó sus dedos en la sangre que brotaba de sus heridas y los desliza sobre el escudo dorado del conde de Barcelona.

En la leyenda relatada en el siglo XVI, cuando la recoge el historiador valenciano de origen alemán Pere Antoni Beuter (1490-1554) en su “Crónica General de España”, se puede leer:

“.. pidió el conde Iofre Valeroso al emperador Loís que le diesse armas que pudiesse traher en el escudo, que llevava dorado sin ninguna divisa. Y el emperador, viendo que havía sido en aquella batalla tan valeroso que, con muchas llagas que recibiera, hiziera maravillas en armas, llegóse a él, y mojóse la mano derecha de la sangre que le salía al conde, y passó los quatro dedos ansí ensangrentados encima del escudo dorado, de alto a baxo, haziendo quatro rayas de sangre, y dixo: “Éstas serán vuestras armas, conde.” Y de allí tomó las quatro rayas, o bandas, de sangre en el campo dorado, que son las armas de Cathaluña, que agora dezimos de Aragón..

La leyenda Pere Antoni Beuter de las cuatro barras de sangre fue un éxito inmediato y fulminante, siendo a partir de entonces copiada por todos los historiadores posteriores dándola como verídica. No fue hasta 1812 cuando el historiador catalán Joan de Sans i de Barutell desacreditó cualquier veracidad de la leyenda valenciana de las cuatro barras señalando las incoherencias históricas, mientras que el heraldista Faustino Menéndez Pidal de Navascués ha demostrado que la heráldica no apareció en Europa hasta finales del segundo cuarto del siglo XII (1125-1150). Aunque en 1812 Joan de Sans i de Barutell desacreditó totalmente la historicidad de la leyenda, no por eso dejó de ser una leyenda famosa, razón por la cual los artistas sintieron la necesidad de reproducirla gráficamente y de englosarla en poemas.

Algunos sitúan el origen de la bandera catalana en la Corona de Aragón, pero en aquella época, Catalunya todavía no formaba parte de la corona. Los hechos que cuenta la leyenda suceden en el siglo IX, y la corona de Aragón data del siglo XII hasta el año 1715. Además en la tumba de Ermessenda de Carcassona aparece una bandera que en lugar de tener cuatro franjas rojas, tiene nueve. Y Ramón Berenguer IV antes de año 1150 ya aparece con la bandera en forma de sello, y la corona aragonesa data del 1162.

Advertisements

One thought on “Origen de las cuatro barras del escudo catalán

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s