Santa Eulàlia plora quan arriba la Mercè

La leyenda, de la que se tiene constancia a partir del siglo VII, se remonta a la época romana. Según la tradición cristiana, Eulalia fue una niña, educada en el cristianismo, que vivió en las afueras de la ciudad de Barcino (Hispania), en lo que hoy es Sarriá, a finales del siglo III. Con 13 años, durante el período de persecuciones a los cristianos del emperador Diocleciano (284-305 dC), Eulalia se escapó de su hogar y fue a buscar al gobernador de Barcino, Daciano, para recriminarle las represiones. El gobernador, ante la negativa de la niña a renunciar a la fe cristiana, la condenó a trece martirios, tantos como años tenía..

santa-eulalia-barcelona

Según la tradición, como primer tormento fue encarcelada en una prisión oscura, para posteriormente ser azotada. En el ecúleo le fue desgarrada la carne con garfios. Luego fue puesta de pie sobre un brasero ardiendo y le fueron quemados los pechos. Las heridas le fueron fregadas con piedra tosca, para luego arrojarles aceite hirviendo y plomo fundido, además de lanzarla a una fosa de cal viva.

El noveno tormento, uno de los más conocidos popularmente, consistió en ponerla desnuda dentro de un tonel lleno de cristales, clavos y otros objetos punzantes, siendo lanzada por una calle en bajada. Posteriormente, fue encerrada en un corral lleno de pulgas. Finalmente, fue paseada desnuda por las calles de la ciudad hasta el lugar del suplicio donde fue crucificada en una cruz en forma de aspa. Según la leyenda, durante su cruxifición se produjo una nevada, tapando la pureza de su cuerpo desnudo. También según la tradición popular, al final de su oración de que el Señor la tomara a Su Reino, la gente vio volar hacia el cielo de su boca una paloma blanca.

A lo largo de los siglos, otras leyendas y mitos han surgido sobre la santa. En 878 los restos de la santa, que estaban enterrados en Santa María de las Arenas, fueron trasladados a lo que hoy es la Catedral. Según la leyenda, cuando la comitiva que llevaba el arca llegó a la puerta de la ciudad, el sarcófago se volvió tan pesado que resultaba imposible moverlo. En ese instante, apareció un ángel que señaló con el dedo a uno de los canónigos de la procesión. Este, arrepentido, confesó que se había quedado un dedo del pie de la santa como reliquia. Una vez restituido el dedo mutilado, los restos pudieron cruzar las murallas.

1398-18-sta-eulalia-mtro-de-villamediana-s-xv-mus-diocesano-palencia

Santa Eulàlia, patrona de Barcelona

Eulalia de Barcelona fue canonizada en 633 y se convirtió en patrona de la capital catalana, donde se encuentran en la actualidad sus restos. Tras largo tiempo desaparecidos, los restos de Santa Eulalia fueron localizados en 878 por el obispo Frodoino en la iglesia de Santa Maria de las Arenas -que hoy es la Basílica de Santa María del Mar-, organizándose un solemne traslado a la catedral donde yacen en un sarcófago de la cripta desde el siglo XIII.

Hasta el siglo XVII Santa Eulalia fue patrona de Barcelona en soledad. Pasaron los años y, en 1687, Barcelona fue presa de una espantosa plaga de langostas que no había forma de aniquilar. Al final, los barceloneses se encomendaron a la Virgen de la Mercè para pedir que los librara de esos bichos tan molestos y ella los escuchó. Salvó la ciudad y, en agradecimiento, el Consell de Cent la nombró patrona de Barcelona y de su diócesis en detrimento de Santa Eulàlia, que quedó relegada a un segundo plano.

Como patrona de la ciudad, la Mercè se merecía iglesia propia y, en 1765, se empezó a construir una Basílica con ese fin. Ubicada en la actual plaza de la Mercè, se levantó sobre un conjunto medieval formado por la antigua iglesia y el convento de los mercedarios.

Aun existiendo la rivalidad Eulalia-Mercè, ambas tienen una característica en común y es que las dos lucharon por la supervivencia del cristianismo sobre otras religiones en auge. En el caso de la Mercè, cuenta la leyenda que el 24 de septiembre de 1218 se apareció ante el rey Jaume I, Sant Pere Nolasc y Sant Ramón de Penyafort y les pidió la creación de una orden de monjes (los mercedarios) que se dedicarían a salvar a los cristianos que cayeran prisioneros de los musulmanes. Y así lo hicieron.

Oficialmente, la Mercè fue nombrada patrona por el Papa Pío IX en 1868, casi 200 años más tarde del milagro de las langostas. Y no fue hasta 1902 que, gracias a Francesc Cambó, se empezó a celebrar la ‘Festa Major’ de una forma similar a como lo hacemos ahora.

Tradición popular

Anualmente, coincidiendo con la semana del 12 de febrero, Barcelona celebra las Fiestas de Santa Eulalia. A los actos litúrgicos e institucionales, cuya celebración se remonta al siglo XVIII, se han añadido, desde los años 1980, múltiples festejos populares en las calles, que han convertido esta celebración en fiesta mayor de invierno de la ciudad. La mayoría de actos, que se concentran en Ciutat Vella, son de tipo tradicional, como correfocs, pasacalles, bailes de sardanas o castellers.

En el marco de estas fiestas, el 12 de febrero tiene lugar la Procesión de las Laias, un desfile por las calles del barrio en el que participan gigantas de la ciudad. Entre ellas, las bautizadas en honor a la patrona, como la Eulàlia, de los Gegantons Vells del Pi, cuyo origen se remonta a 1780, o la Gegantona Laia, que reproduce la iconografía de la mártir. Asimismo, con motivo de esta festividad, se iza en el balcón principal de la Casa de la Ciudad de Barcelona la histórica Bandera de Santa Eulalia de Barcelona.

Bandera de Santa Eulàlia en primera línea de fuego  . Antoni Estruch

Bandera de Santa Eulàlia en primera línea de fuego . Antoni Estruch

Con la llegada de las fiestas de la Mercè es habitual que en Barcelona llueva. La tradición dice que son las lágrimas de Santa Eulalia que llora debido al olvido de los barceloneses y por haber sido desposeída del título de patrona de la ciudad.

Anuncis

One thought on “Santa Eulàlia plora quan arriba la Mercè

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s