Ritz Barcelona, el hotel mágico e inquietante

El primer hotel de la famosa cadena se inauguró en 1898 en París y desde entonces ha expresado la fuerza cultural de las élites del país donde se ubica. Una idea que aplicada aquí en Cataluña nos dice como en el Ritz Barcelona se proyectan las turbulencias de la sociedad catalana…

hotelritz1929

Hotel Ritz en 1929

La historia de Barcelona y de Cataluña puede explicarse, en parte, por los personajes políticos y artísticos que han dormido en alguna de las habitaciones del Ritz. Desde las primeras visitas de Alfonso XIII y Primo de Rivera, pasando por el presidente Francesc Macià a Heinrich Himmler, jefe de las SS. Ava Gardner o Frank Sinatra también se han hospedado. Por el Hotel Ritz pasaron políticos, personajes ilustres, famosos, actores, músicos y artistas. Pero el hotel también vivió momentos convulsos con los hechos de la Guerra Civil. Fue comedor social y hospital de sangre de la Cruz Roja.

Tras la espléndida fachada, obra del prestigioso arquitecto Eduard Ferrés y Puig, se inauguró en 1919 con 190 habitaciones y 400 trabajadores. Sólo 10 años más tarde se tuvo que preparar para el evento de la Exposición Universal de 1929 y se amplió con 60 habitaciones más. En aquella ocasión alojó la familia real española, encabezada por el monarca Alfonso XIII.

En 1975 lo adquirió el hotelero Joan Gaspar y actualmente, con el nombre Palace Hotel Barcelona, es un referente de la historia hotelera de la ciudad.

9af717b6a01dc4a069dd3316efc94fa3

El anagrama del Ritz

Para la sociedad barcelonesa, el Hotel Palace será conocido siempre como el antiguo Ritz. En 1917, cuando la ciudad todavía no contaba con ningún cinco estrellas, el político Francesc Cambó convenció a César Ritz de que Barcelona debía tener uno de sus hoteles. Este empresario suizo sólo tenía establecimientos en capitales europeas, como Londres, París y Madrid, pero como excepción, abrió en Barcelona. Entre los múltiples cambios de propiedad que ha sufrido el edificio, el más polémico fue el traspaso de la familia Muñoz Ramonet a la familia Gaspart.

Barcelona vivió en los años 90 un vergonzoso enfrentamiento judicial entre el grupo hostelero Husa y la familia Muñoz Ramonet, a propósito del histórico Hotel Ritz construido en 1919 en la Gran Vía de las Corts Catalanes. El conflicto acabaría mutilando la historia de la ciudad, al cambiar el Hotel Ritz su nombre por el de Hotel El Palace.

La historia se remonta a 1975, cuando los propietarios del edificio, los Muñoz Ramonet (una controvertida y famosa familia ligada al mundo textil) vivieron una gravísima situación económica por la que acabarían perdiendo el Hotel. Fue entonces cuando el edificio que estaba embargado paso a ser adquirido por el grupo Husa, quien en 1985 se haría con el control absoluto de la gestión.

Los Muñoz Ramonet emprendieron entonces una dilatada negociación con el grupo Husa a propósito del nombre del establecimiento que consideraban exclusivo. Una negociación que en 1988 llegó a los tribunales y que finalizaría en 1996 cuando la Justicia prohibió al grupo Husa utilizar el nombre de Ritz al considerar que pertenecía a los herederos de los Muñoz Ramonet. El pacto económico fue imposible y Husa decidió llamar Palace al Ritz.

Los Muñoz Ramonet también habían excluido del contrato de venta una de las estancias del hotel, el Salón Imperial, que explotaron durante años gracias a una servidumbre de paso. Sin embargo, en uno de los litigios con los Gaspart, perdieron la posibilidad de cruzar el hotel para acceder a él y, en la actualidad, el salón más imponente del hotel se encuentra prácticamente en desuso. Sólo de forma esporádica, los Muñoz Ramonet utilizan este espacio al que ahora acceden a través de un pasillo de cortesía desde la Gran Via.

En 2011, la crisis puso entre las cuerdas a la cadena hotelera de Joan Gaspart y éste trató de esquivarla mediante la venta de algunos de sus mejores hoteles, como el Palace, que había sido la joya de la corona de Husa. Gaspart vendió el hotel al empresario argelino Ali Haddad, a través del fondo británico Aginyo, pero continuó explotando el hotel en régimen de alquiler. Finalmente en el año 2014  Husa ya se encontraba en concurso de acreedores y se vio obligada a declarar en insolvencia la sociedad que explotaba el hotel y la propiedad acabó rescindiendo el contrato de alquiler con la cadena de Joan Gaspart.

Desde entonces, Aginyo explota directamente el Palace, que tiene como director general a Joan Valls -con una amplia trayectoria en el sector en cadenas como Silken-, y se comercializa bajo la marca paraguas de The Leading Hotels of the World.

dalí-en-la-suite-108-de-The-Palace-antiguo-Ritz-495x400

El Ritz de Dalí

Las paredes del Palace, inaugurado en 1919, guardan los secretos de huéspedes tan famosos como Cary Grant, Sofía Loren, Madonna, Noor de Jordania, Michael Douglas, Sean Connery, Michael Jackson, Elton John, Paul MacCartney y Camilo José Cela. Pese a la discreción del hotel con sus clientes, otras historias, en cambio, acabaron trascendiendo, como las de Salvador Dalí, que vivió una temporada en el antiguo Ritz, a riesgo de transmitir su locura a los empleados del hotel con sus múltiples excentricidades. Una vez, llegó a subir un caballo disecado a su habitación como regalo a su mujer, Gala. En su recuerdo, la mejor suite del hotel se ha bautizado con su nombre y todavía mantiene el baño romano decorado con mosaicos que utilizaba el artista.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s