De barman a jefe de prensa de la Asamblea Nacional Catalana

La Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha fichado un nuevo jefe de prensa cuando falta menos de un mes para las movilizaciones de la Diada del 11 de septiembre. Se trata de Adrià Alsina, de 34 anys, periodista y politólogo que ha trabajado como consultor de comunicación internacional para organizaciones como el Banco Mundial, la OCDE o el Banco Interamericano de Desarrollo antes que, en marzo del pasado año, decidiera abrir un bar que fomenta las tertulias sobre fútbol y política…

adria-alsina-pone-bandeja-seguimiento-noche-electoral-bar-que-regenta-calle-manso-1432055984661

Tres semanas antes de la manifestación de la Diada, la ANC ha incorporado a Adrià Alsina, experto en comunicación global, para que les ayude a difundir sus mensajes a favor de la independencia catalana a los medios internacionales.

Además de asesorar a grandes organizaciones, ha ejercido como periodista o tertuliano en Vilaweb, TV3 y Bloomberg TV, donde presentó las noticias del canal en español. Ha estudiado y trabajado en ciudades como Sao Paulo, París, Hong Kong y Washington.

El año pasado abrió un bar, L’Industrial, en la calle Manso de Barcelona, en el Eixample Izquierdo. No es un bar cualquiera, sino un local que, además de servir bebidas, fomenta debates. En campaña y, especialmente en las noches electorales, cualquiera puede tomar el micrófono para exponer sus ideas. Los clientes tienen a su disposición el ejemplar del día de la edición europea de The New York Times.

El perfil

En una entrevista a El Periódico para presentar la oferta cultural de su bar, Alsina se definió como “soberanista y liberal clásico”.

Periodista, politólogo y con un máster en comercio internacional y otro en comunicación global, Alsina ha trotado por tres continentes inmerso en los intestinos de la élite empresarial y financiera. Londres, Madrid, Sao Paulo, París, Hong Kong y Washington fueron sus escalas. Y Banco Mundial, OCDE, Banco Interamericano de Desarrollo y Bloomberg TV, las entidades en cuyos departamentos de comunicación forjó el conocimiento y los ahorros que le permitieron, una década después, abrir el bar.

Buen conocedor de esas instituciones, no solo rechaza su demonización como culpables de la crisis, sino que las defiende. Cuando el gran castañazo financiero mundial ni siquiera asomaba la dentada cresta que habría de serrar las economías de tantos países, sostiene Alsina, la tendencia era mirar hacia otro lado. «A todos les iban bien las cosas. Los de arriba ganaban mucho dinero y los de abajo podían comprarse casas y coches», explica, sin ocultar su propio perfil político («soberanista y liberal clásico») ni emitir juicios morales sobre los responsables de la catástrofe: «Solo juzgo a quien miente conscientemente». El desastre de vivir a crédito. Por si las moscas, necesitaría el cartel, tan tristemente desaparecido de la mayoría de los bares, de «hoy no se fía, mañana sí»…

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s