Las Olimpiadas Populares de Barcelona en 1936 contra el fascismo

En 1936, con el nazi-fascismo en plena ebullición y la tensión política en Europa a punto de desatar un enfrentamiento bélico, la Alemania nazi acoge los XI Juegos Olímpicos de Verano, con un marcado carácter propagandístico y demostración de poderío de la raza aria. Ya desde la ascensión al poder del partido nazi, un movimiento de boicot a los Juegos Olímpicos de Alemania recorre Europa, culminando en el caso de España con la organización en 1936 de la llamada Olimpiada Popular en la ciudad de Barcelonaimagen

Unos juegos para hacer frente al fascismo

El debate sobre si un régimen de semejantes características podía organizar unos Juegos Olímpicos avanzó de forma recelosa a pesar de la ya evidente política racista y militarista del gobierno de Alemania. Contados miembros del Comité Olímpico Internacional presentaron críticas contundentes y algunos de los que avanzaron en sus reivindicaciones fueron sancionados o expulsados. Exceptuando algunas organizaciones judías o  antifascistas, y en países como EEUU apenas se cuestionó el boicot a las olimpiadas que constituirían un escaparate ideológico para el nazismo.

Más contundente fue la campaña de boicot por parte de los comunistas alemanes exiliados, publicando criticas y denuncias en órganos como Arbeiter Illustrierte Zeitung. A ellos se unió el creciente movimiento obrero internacional, encabezado por la Unión Soviética. Partidos comunistas y organizaciones sindicales de todo el mundo comenzaban a organizar asociaciones deportivas obreras y en esta coyuntura internacional empezó a plantearse con fuerza la idea de realizar una Olimpiada Obrera, similar  a las celebradas con anterioridad como la Espartaquiada  soviética de 1928.

olimpiada_popular

En Barcelona y contra Hitler

La idea se materializó en la organización de la Olimpiada Popular, celebrada en España, en la ciudad de Barcelona y que logró la inscripción de unos 6000 atletas de 23 países de todo el mundo. En las Olimpiadas de Berlín participaron 4.066 de 49 países. España solo mandó una delegación de hockey, ya que las demás se negaron a ir.

En la Olimpiada Popular se permitió a las comunidades históricas participar como países. Tal fue el caso de Alsacia, País Vasco, Galicia o Cataluña. Incluso participaron atletas judíos y deportistas antifascistas alemanes e italianos. Incluso se hizo especial hincapié en la participación de las mujeres, que en aquellos años no podían casi participar en unas Olimpiadas.

La financiación se realizó con fondos públicos y resultó muy modesta. Fueron varias entidades catalanas (el Ateneo Enciclopédico Popular , el Centro Gimnástico Barcelonès y el Club Femenino y de Deportes de Barcelona) que apoyadas por el gobierno de la Generalitat, decidieron apoyar las Olimpiadas contra Hitler. También el gobierno francés aportó una ayuda económica de unas 600.000 pesetas para la organización de los Juegos.

En total había previstas competiciones en 16 deportes como fútbol , tenis , baloncesto , boxeo , atletismo , lucha , pelota vasca , e incluso ajedrez . Llegaron 20.000 personas de fuera de Barcelona para presenciar las Olimpiadas, lo que desbordó las previsiones y creó problemas de alojamiento.La participación en las Olimpiadas iba a empezar oficialmente el 22 de julio. Sin embargo desde el 18 de julio iba a haber actividades culturales. Y el 19 de julio iba a ser la inauguración en el estadio de Montjüic.

descarga

Un sueño truncado

A pesar del esfuerzo y el aparente éxito que tendrían las olimpiadas nunca llegaron a celebrarseEl sueño olímpico antifascista se rompió por la sublevación militar del 18 de julio y la posterior Guerra Civil.

El 18 de julio de 1936 se encontraban los atletas en el estadio de Montjuic en Barcelona, ensayando sus actuaciones para el día siguiente en que se inaugurarían los juegos. Enervados por las noticias del levantamiento militar, intentaban los gimnastas prestar atención a los ejercicios, cuando una voz por megafonía les anuncia que se había producido un sabotaje fascista en las instalaciones eléctricas, hecho que obligó a suspender los ensayos.

Se suspendió la Olimpiada Popular y también la Olimpiada Cultural que se iba a celebrar en paralelo con la primera. A Pau Casals, el gran violonchelista, compositor y director de orquesta barcelonés, la noticia de la sublevación le llegó la tarde noche del 18 de julio. Junto a su orquesta interpretaba la Novena Sinfonía de Beethoven que habrían de interpretar en el Teatro Griego de Montjuic el día 19 de julio en la inauguración de los juegos.

Ante los acontecimientos que se desarrollaron y la anulación del concierto, en aquel momento decidió, entre lágrimas, continuar con el ensayo y dirigiéndose a los músicos les expresó su deseo de: “Volver a tocar de nuevo esta sinfonía cuando vuelva la paz”. Pau Casals nunca más volvió a tocar en tierra española, tampoco lo hizo en Rusia, Alemania o Italia en señal de lucha contra los totalitarismos y dictaduras.

Así cuenta un atleta belga como vivió la sublevación militar que impidió el mayor enfrentamiento cultural contra el régimen nazi de Hitler:

  • “Las calles están vacías bajo un sol abrasador. En la plaza del Comercio chocamos con las primeras barricadas, cientos de metros más lejos vemos a unos sindicalistas armados. Todas las calles laterales están bloqueadas, nos deslizamos a lo largo de las fachadas de las casas. Las balas silban a través de la plaza. Instintivamente doblamos la espalda y nos refugiamos en un portal. Vemos claramente cómo desde el campanario de una iglesia los francotiradores disparan por la espalda a los trabajadores que se encuentran tras las barricadas”.

2

El 1 de Agosto, con España ya sumida en la guerra total, dieron comienzo las Olimpiadas en Berlín, con el sello nazi y el objetivo por parte del régimen de exhibir el poder y la superioridad racial de Alemania ocultando los aspectos más brutales e inhumanos del nazismo que quedarían en evidencia tres años después.

Fuentes  consultadas :  Recuperando Memoria – Tinta Roja

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s