El bosque encantado de Orrius

Orrius es un pequeño pueblo de la comarca del Maresme en la provincia de Barcelona, con una iglesia gótica dentro de la cual quedan restos de capillas románicas y donde en 1981 se encontró un tesoro del siglo XI. Pero el interés principal del lugar son las abundantes rutas de senderismo que hay para pasar una jornada en contacto directo con la naturaleza. Una de ellas, de unos 10 kilómetros, discurre por un bosque encantado…

orrius

Un bosque hechizado, mágico, plagado de enigmas donde los seres elementales habitan desde el origen de los tiempos. -Follets, donyets y bruixas-, duendes, trasgos y brujas que se refugiaban al abrigo del bosque. Rituales, ouijas, psicofonías e incluso aquelarres se han celebrado en este lugar, quizás atraído por la posible simbología de sus figuras talladas en piedra. Curiosos e investigadores acuden y se adentran entre sus frondosos árboles a la búsqueda de desentrañar los misterios que esconde.

Y es que este bosque para muchos encantado está lleno de leyendas. Sus laberintos subterráneos, cuevas, extrañas formaciones y rocas le han otorgado ese enigma que a fecha de hoy sigue sin descifrarse lo que pretendían transmitir los autores o el uso que podía tener éste conjunto neolítico.

b03800da30a2_thumb

Las figuras del bosque

A finales del siglo XX el Bosque de Orrius fue descubierto por un grupo de yoguis que ejercían la meditación y que empezaron a utilizar sus cuevas como lugar de reunión, dado el misticismo que sugería el lugar. Es a partir de estas inmersiones en la zona cuando se empiezan a descubrir una serie de rocas, unas figuras enigmáticas que supuestamente son de distintos autores pues se denotan también diversos estilos en sus trazos.

Aunque existen lugares a lo largo de la geografía española que tienen mayor cantidad de rocas peculiares, sí es cierto que este lugar destaca por la calidad de las mismas, por la naturaleza del lugar y por la incógnita que representan. Las más conocidas son tres figuras que se levantan imponentes, enormes en sus dimensiones, desafiando al tiempo y a la historia: la figura de un Moai, el rostro humano y el elefante.

DSCN2133-750x563

Las primeras dos figuras se encuentran talladas en una misma masa rocosa. Y puede que la razón vaya más allá de lo estrictamente casual. Por un lado, un Moai (propio y exclusivo de la isla de Pascua) majestuoso y exquisito en su talla, mira al infinito con sus tradicionales ojos vacíos de expresión. En su anverso, la figura de un hombre, por sus faciones un indígena americano, se recorta en la granítica piedra, dando las dos caras de una misma moneda.

Se especula con la idea de que quisieran transmitir con estas esculturas algún tipo de mensaje críptico ya que pudiendo haber elegido dos rocas distintas, esculpieron las dos imágenes en la misma piedra, esto nos lleva a pensar en la importancia que concede el pensamiento mitológico a las fronteras espaciales con deidades especiales de los límites, como el dios romano de las fronteras, el Dios Janus, que en la llamada “puerta del año o de los meses” correspondería al primer mes o Enero. Este era el dios de las puertas, del arriba y abajo, del interior y el exterior, del pasado y el futuro. Por tanto, podemos entender que quizás esta piedra tuviera una finalidad iniciática o esotérica.

dsc06424

Otras formaciones interesantes son los muchos pequeños dólmenes escondidos entre el frondoso bosque:  la roca del duende que se documentó en el año 1992 y sus características son similares a los hipogeos utilizados como sepultura según la tradición megalítica, la roca de la golondrina y la famosa roca de las cruces, lugar que la leyenda cuenta que vivía Perot Rocaguinarda -‘Perot lo LLadre’- un bandolero catalán que asaltaba a los desprevenidos por los caminos que enlazaban Gerona y Barcelona.

En el siglo XVII los bandoleros de la época se agrupaban en dos bandos distintos y enfrentados: los Nyerros y los Cadells.  Perot formaba parte de los Nyerros, que eran bandoleros y campesinos de clase media que defendían los territorios de la pequeña nobleza, mientras que los Cadells defendían la alta nobleza. Esta roca, que se encuentra en lo más profundo del Bosque de Orrius, está repleta de cruces grabadas. Según la tradición, corresponderían a cada una de las personas que dio muerte el famoso bandolero.

La roca de las golondrinas es un gran bloque de granito de unos 8 metros de largo, 3 metros de ancho y 3 metros de alto, fuertemente erosionado, con diversas cavidades en la parte basal una de las cuales, un abrigo de dimensiones medianas. Es la zona principal en la que se conserva uno de los conjuntos de pintura rupestre más importantes de Cataluña, pertenecientes a dos periodos históricos.

Las pinturas más antiguas pertenecen a la tradición de pintura rupestre levantina: desde la época neolítica hasta la edad de bronce. Las más recientes pertenecen a una tradición posterior esquemático abstracta que se desarrolló en la península ibérica al final de la prehistoria. Este tipo de representaciones ya no se hacen en el interior de las cuevas como en el Paleolítico, sino en abrigos exteriores e incluso a plena luz del día. La figura humana, que antes escaseaba, aparece perfectamente definida y llega a agruparse en escenas de caza, pesca o danzas rituales.

Las pinturas rupestres de la Pedra de les Orenetes fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el año 1998. Fueron descubiertas por Josep Estrada i Garriga a finales de 1945 y publicó la noticia en la revista “Museo” de Mataró en 1949.

Bosque-encantado-Orrius

En general todo evidencia a que el lugar tuvo mucha actividad prehistórica, que hubo asentamientos neolíticos por lo que pudiera ser también un lugar sagrado. Con el paso del tiempo, sus moradores se encargaron de horadar las cuevas naturales ya existentes para convertirlas en un rincón donde poder habitar. Con lo cual, se recoge que la mano humana ha tratado de cambiar este entorno con el fin de asentarse en él, quizá por un nexo de unión más íntimo con la madre naturaleza, conocedores de las energías que encierra este bosque y que hoy sólo podemos intuir.

Todo esta en muy mal estado, incluso se pueden apreciar “pintadas y grabados modernos” de ‘artistas’ actuales, pero hay un plan promovido por el ayuntamiento de La Roca para la recuperación de todo este patrimonio.

Las entrañas del bosque

Los misterios del Bosque de Orrius no quedan exclusivamente en el recinto externo, entre sus figuras y sus arboledas. Existe el otro bosque que nos lleva a sus mundos subterráneos. Laberintos que parecen transportarnos a otra realidad. De hecho, varios cazadores vecinos de la localidad, en los años 30 del siglo pasado, durante sus batidas en el monte con los perros, se adentraron en el interior de la montaña y no regresaron jamás.

Los pasadizos por donde aquellas personas se perdieron existen, aunque no se puede acceder en la actualidad a ellos porque fueron dinamitados. Sin embargo, las personas que han pasado la noche en este monte encantado y sus entrañas comentan que, por alguna causa desconocida, al posar sus cabezas sobre el suelo y acercarlas a la tierra durante la noche, se escuchan extraños ruidos procedentes del interior de la montaña, como si paseasen aún por sus subterráneos laberintos, personajes de otro mundo.

El bosque de Orrius y sus habitantes, también han sido testigo de otras manifestaciones: la aparición de luces extrañas en el cielo atrajeron a grupos ufológicos para realizar sus investigaciones en el pasado.

Este lugar es, por tanto, un gran atractivo para los amantes de lo oculto. Ya sea por las leyendas y misterios que recaen sobre él como por sus extrañas figuras rocosas que no dejan de recordarnos que el Bosque Orrius es un enclave sagrado, un lugar de poder.

Fuentes consultadas: Seamp//Enigmap//CosasdeAbsenta//

Anuncis

3 thoughts on “El bosque encantado de Orrius

  1. Es un lugar donde hacían un ritual especial talvez para conectarse con sus ancestros o para poder saber sobre su futuro aunque se dice que nadie puede saber del futuro, en muchas tribus hacen eso para poder saber que es lo que va a venir y así tienen conocimiento.
    Es una sobrevivencia de ellos para poder continuar su vida cotidiana.

    M'agrada

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s